¿Qué es el Derecho digital?

Esta web de nombre psicodélico va sobre Derecho de las nuevas tecnologías y las movidas digitales.

El Derecho digital incluye materias tan dispares como: la regulación de Internet, los servicios de la sociedad de la información, el comercio electrónico, los contenidos digitales, la propiedad intelectual e industrial, la protección de datos, la ciberseguridad o los ciberdelitos.

Pero también se incluye la defensa de la competencia y competencia desleal en Internet, la mediación y el arbitraje electrónicos, administración y gobierno electrónicos, la robótica, la inteligencia artificial y eso que está tan de moda últimamente: el Legal Tech.

En derecho español, la LO 3/2018, de 5 de diciembre, de protección de Datos Personales y garantía de los Derechos Digitales regula la protección de los derechos de las personas en la esfera digital.

Además, el derecho digital está muy relacionado con el derecho informático o derecho de la informática.

El derecho informático vendría a ser, -coge aire-, la rama del ordenamiento jurídico
integrada por el conjunto de disposiciones dirigidas a la regulación de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, a saber, la informática y la telemática.

Pero no queda ahí la cosa.

También está compuesto por las pajas mentales los sesudos razonamientos de los teóricos del Derecho sobre las normas que afectan a la informática y la telemática. Es decir, que también se considera derecho informático los análisis, interpretaciones, críticas, etc de los expertos sobre la normativa que regula el ámbito de la informática.

Y por si no tuviéramos suficiente con el Derecho de Internet y el Derecho informático, se empieza a oír hablar también de la creación de una nueva rama del Derecho: el Derecho de los robots o Robot Law, que en inglés todo suena mejor.

El Derecho de los robots vendría a ser una combinación de las potencialidades y riesgos del mundo físico y el digital, materializados en la figura del robot inteligente.

El robot además cuenta con la capacidad de percibir la realidad, procesarla con mayor o menor inteligencia y alterarla mediante acciones que decide por sí mismo. Incluso tiene impacto o valor social, que lleva a las personas a preocuparse por su situación y hasta por sus derechos.

Total, que por más apasionantes que sean ambas materias no es lo mismo el Derecho de Internet que el Derecho de los robots y deben ser consideradas ramas jurídicas distintas. Como dijo la alcaldesa de Madrid Ana Botella: no se pueden mezclar peras con manzanas.