Cookies

La primera vez que me pidieron aceptar las cookies en una página web antes de seguir navegando, pensé: ¿Qué pintan aquí unas galletas?…

Luego resultó que no tenía nada que ver.

En realidad según parece es una carne en lata que por un sketch de los Monty Phyton se asocia al envío de correos no deseados.

La importancia de la protección de datos

Venga, reconócelo, la protección de datos en general y las cookies en particular te parecen una soberana tontería cuando no un incordio que disminuye el tráfico de tu página web.

Total, si todo el mundo le da a aceptar sin leerse ni la primera palabra.

Y, sin embargo, los datos personales son el oro del s. XXI. Mola la frase, eh? Ya no me acuerdo a quien se la he escuchado.

La protección de los datos personales de las personas (físicas) es un derecho fundamental protegido por el artículo 18.4 de la Constitución española:

«la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos»

Por su parte el Tribunal Constitucional en su Sentencia 94/1998, de 4 de mayo, explica que a través del derecho fundamental a la protección de datos se garantiza a la persona el control sobre sus datos, cualesquiera datos personales, y sobre su uso y destino, para evitar el tráfico ilícito de los mismos o lesivo para la dignidad y los derechos de los afectados.

El derecho a la protección de datos se configura como una facultad del ciudadano para oponerse a que determinados datos personales sean usados para fines distintos a aquel que justificó su obtención.

¿Más jurisprudencia que compartir en la cena de Nochebuena?

El TC en Sentencia 292/2000, de 30 de noviembre, ha calificado el derecho a la protección de datos como un derecho autónomo e independiente.

Este derecho consiste en un poder de disposición y de control sobre los datos personales que faculta a la persona para decidir cuáles de esos datos proporcionar a un tercero, sea el Estado o un particular, o cuáles puede este tercero recabar.

También permite al individuo saber quién posee esos datos personales y para qué, pudiendo oponerse a esa posesión o uso.

¿Qué son las cookies y para qué sirven?

Dicho de una manera sencilla: cuando tu entras a una página web, las cookies son unos archivos que se envían desde los servidores de esa página web a tu navegador para que se instalen en tu ordenador y así obtener información. Es como tener a una vieja del visillo digital dentro de tu ordenador (o smartphone, tableta, etc) cotilleando lo que haces.

Tipos de cookies

Las cookies se clasifican de diferentes maneras según qué preguntas nos hagamos:

¿Quién las gestiona?

Según quién gestione las cookies podemos distinguir entre:

cookies propias

Hay dos tipos de cookies propias:

  1. Las que se envían al dispositivo del usuario directamente desde los servidores o dominio de la web que visita.
  2. Las que se envían al dispositivo del usuario directamente desde los servidores o dominio de la web que visita, pero la información de dicha cookie es gestionada por un tercero.

cookies de terceros

Son las que se envían al terminal del usuario desde servidores o dominios no gestionados por el editor de la web que se visita.

¿Qué finalidad tienen las cookies?

cookies técnicas

Este tipo de cookies son aquellas estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento y gestión de la página web. Permiten la navegación y son las únicas que actualmente no requieren el consentimiento del usuario.

cookies de personalización

Son las cookies utilizadas para adaptar la experiencia de navegación al usuario concreto.

cookies analíticas o de medición

Este tipo de cookies permiten al webmaster/webmistress realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios en su sitio web con el fin de mejorar la página web.

publicidad comportamental

Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios, para mostrar publicidad adecuada a ese perfil específico. Esa información la obtienen a través de la observación sistemática y continuada de su conducta o hábitos de navegación.

¿Cuánto tiempo permanecen activadas?

de sesión

Estas cookies están diseñadas para recabar y almacenar datos mientras el usuario visita la página web.

persistentes

Estas cookies seguirán almacenadas en el dispositivo del usuario incluso después de salir de la página web. La permanencia de este tipo de cookies oscila entre varios minutos a meses o incluso años.

En el caso de las cookies persistentes de larga duración una buena práctica recomendada es renovarlas por períodos no superiores a dos años.

¿Dónde se guardan las cookies?

Las cookies se guardan en tu navegador: Firefox, Chrome, Internet explorer, etc.

¿Por qué se pide el consentimiento para las cookies?

Por que se considera que el hecho de utilizar un dispositivo que se instala sin consentimiento en el ordenador o terminal del usuario es una intromisión a su intimidad. De ahí la importancia de que el uso de las cookies esté autorizado.

Como hemos dicho antes lo único que se autoriza sin tener que pedir consentimiento es el almacenamiento o acceso técnico:

a) únicamente con el objetivo de poder efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas y

b) en la medida en que resulte estrictamente necesario para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario/a.

Insisto: las cookies técnicas son las únicas actualmente que no requieren consentimiento previo del usuario.

Cómo cumplir con las obligaciones de transparencia de las cookies

Como dueño o dueña de una página web tienes la obligación de informar a tus usuarios antes de que entren a la web de los tipos de tratamiento de datos que vas a realizar.

¿Cómo se hace esto? Incluyendo una fantástica política de cookies. Esta política de cookies debe estar compuesta de varios contenidos. Estos contenidos deben estar organizados o presentarse en varias capas o niveles, de más conciso a más profundo: una primera capa (el típico aviso de cookies) y una segunda capa o política de cookies (la página donde viene ya todo explicado en profundidad).

Además de estar presentados en varias capas o niveles, existen algunas buenas prácticas a la hora de dar la información:

– que la información sea concisa, transparente e inteligible

– se recomienda utilizar un lenguaje claro y sencillo: quieres que tu usuario te entienda

– que la información sea de fácil acceso: si está por ahí escondida y nadie la encuentra no hacemos nada.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.