Deberes de información previa y posterior en la compra on-line

Si tienes un e-commerce este artículo te interesa: Te contamos los requisitos de información previa y posterior a la compra para que todo vaya sobre ruedas.

Los deberes de información previos a la compra

Al loro si tienes un e-commerce o tienda en internet porque tienes la obligación de informar previamente a la clientela tanto del propio proceso de contratación electrónica como de las características del producto o servicio:

Deberes de información previa sobre el proceso de contratación electrónica:

trámites que tiene que seguir el cliente para comprar en la web, es decir, celebrar el contrato.

– tienes que contarle si vas a archivar el documento electrónico del contrato y si va a ser accesible

– qué medios técnicos pones a su disposición para identificar y corregir los errores que pueda cometer en la introducción de los datos

– la lengua o lenguas en que puede hacerse el contrato

Esta información la tiene que tener disponible antes de empezar a comprar. La buena noticia es que esta obligación de información previa se da por cumplida si la incluyes en tu página web.

Si tu web está optimizada para smartphones o tabletas cumplirás con esa obligación si facilitas, -de manera permanente, fácil, directa y exacta-, la dirección de internet donde venga toda esta información.

No lo digo yo porque sea una pesada, que también, lo dice la Directiva 2000/31/CE, de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio electrónico.

Excepciones:

  • El que compra y el que vende son empresarios, no consumidores, y se ponen de acuerdo para obviar esta obligación.
  • El contrato se celebra mediante intercambio de correos electrónicos exclusivamente, sin pasar por ninguna página web o plataforma.

Deberes de información previa sobre las características del producto o servicio:

También tienes obligación de dar información general sobre el producto y servicio ofertado, las condiciones de adquisición o prestación y, además:

  1. El coste de la utilización de la técnica de comunicación a distancia cuando se calcule sobre una base distinta de la tarifa básica.
  2. Las características esenciales del bien o servicio.
  3. Los gastos de entrega y transporte, en su caso.
  4. El plazo de vigencia de la oferta y del precio y, en su caso, la ausencia del derecho de desistimiento.
  5. La duración mínima del contrato, si procede, cuando se trate de contratos de suministro de bienes o servicios destinados a su ejecución permanente.
  6. Las circunstancias y condiciones en que el empresario puede suministrar un bien o servicio de calidad y precio equivalentes, en sustitución del solicitado por el consumidor y usuario, cuando se quiera prever esta posibilidad.
  7. La forma de pago y modalidades de entrega o de ejecución.
  8. En su caso, indicación de si el empresario dispone o está adherido a algún procedimiento extrajudicial de solución de conflictos (mediación o arbitraje de consumo).

Los deberes de información posteriores a la compra

Tú, que eres el oferente, el que tiene la tienda, el dueño o la dueña del cotarro on-line, vaya, tienes la obligación de confirmar a tu cliente la recepción de la aceptación del contrato.

Tienes dos opciones:

  • le envías un acuse de recibo por correo electrónico. Tienes 24 horas, como la famosa serie.
  • le envías la confirmación de la aceptación en cuanto el cliente haya terminado de comprar. Atención porque el cliente tiene que poder archivar esa confirmación.

Excepciones: al igual que hemos dicho antes, no será necesario confirmar la recepción de la aceptación de una oferta cuando:

  • es una contratación entre empresarios, B2B para los modernos, y las dos personas están de acuerdo en pasar de esta obligación.
  • el contrato se ha celebrado exclusivamente mediante intercambio de correos electrónicos sin pasar por ninguna web.

El lugar de celebración del contrato

Si estamos hablando todo el rato de contratos celebrados de manera electrónica nos puede surgir la duda, y puede tener importantes consecuencias, de ¿dónde se entiende celebrado el contrato?

Pues depende:

  • Los contratos electrónicos celebrados por un/a consumidor/a se presumen celebrados en el lugar en que este tenga su residencia habitual.
  • En los contratos electrónicos celebrados entre empresarios o profesionales las partes pueden acordar lo que mejor vean. Pero si no acuerdan nada, el contrato electrónico se presume celebrado en el lugar en que esté establecido el prestador de servicios.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos:

Responsable: Beatriz Moreno Rodríguez

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: responder a los comentarios enviados a través de la web

Legitimación: Consentimiento del interesado/a.

Destinatarios: No se comunican datos a terceros

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en este formulario  así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.